KALA

k9 world

ESTA ES LA HISTORIA DE KALA, UNA JOVEN PASTOR BELGA MALINOIS

Hola a todos soy el guia de kala y os voy a contar su hitoria.

Me regalaron a Kala cuando tenia 1 mes y poco. Ese mismo día la lleve al veterinario para ver su estado de salud. Tenia pulgas pero todo lo demás estaba correcto. Mi veterinario me dijo que no la sacara de casa ni a mi patio (puesto que a veces venían gatos callejeros) hasta tener todas las vacunas puestas.

El primer día que la pudimos sacar cuando ella tenia aproximadamente 4 meses, se asustaba mucho de los ruidos, coches, otros perros y gente.

Al ver el problema medio mes después, me puse en contacto con un adiestrador, y empezamos con él, esta persona hacia adiestramiento en negativo. Todo el rato eran tirones de la correa, con lo cuál la provocamos problemas en la garganta. Y desde ese día decidí no volver a quedar más con él.

Kala con ese adiestramiento fue a peor. Seguí buscando a otros adiestradores, estuve hablando con varios y hubo uno que por su manera de trabajar me parecía adecuado.

Este era todo lo contrario, adiestramiento en positivo, estuve 8 meses trabajando y yendo todas las semanas 80 kilómetros desde donde yo vivo. Con este adiestrador, no se podía decir a Kala que NO. Había que aislarla de los problemas (gente, coches, perros, etc.)

Mi relación con Kala mejoro mucho porque aprendí a comprenderla pero el problema no se soluciono, sino que se agravo porque se volvió mas reactiva a todo ya que lo veía sólo muy puntualmente.

A Be More Dog llegué gracias a Twitter, por un artículo que publico Adopta K9 sobre un perro con problemas mas graves que Kala. Cuando Eva cogió el caso de este perro y yo lo vi era mas o menos cuando yo empecé con la adiestradora en positivo. Ahí pude ver que Kala no había avanzado nada y el otro perro con problemas mas graves había conseguido tener una vida normal.

Contacte con Eva y tuvimos un primer encuentro para que conociera a Kala y viera en que estado se encontraba. Cuando la vio nos dijo que su problema se podía solucionar pero que necesitaba quedarse allí con ella ya que tenia problemas de inseguridad y reactividad debido a que Kala tenía todos los instintos muy altos. Su problema era bastante grave.

Un tiempo mas adelante llevamos a Kala para dejarla allí. Eva nos mandaba videos y nos contaba como iba avanzando Kala todos los días. Veíamos que los avances iban muy rápido, a las 3 semanas fuimos a visitar a Kala por primera vez y vimos lo bien que se encontraba, las rutinas que Eva llevaba y todo el tiempo que necesitaba Kala para mejorar. Ese día me di cuenta que Kala podía ser una perra normal y que no podía estar en mejores manos.

La siguiente visita fue para quedarme allí 5-6 días para aprender a trabajar yo con kala. Sus rutinas, aprender a hacer bien los ejercicios, había muchos ejercicios y muchas horas de trabajo al día.

Tras acabar esos días de aprendizaje, Kala se quedó a trabajar otras 2 semanas con Eva.

Kala volvió y es una perra prácticamente normal aunque necesita muchas horas de trabajo para ir reduciendo sus instintos. Tiene una base muy buena y un comportamiento adecuado ahora mismo, Kala gracias a Eva parece una perra nueva.

A día de hoy sigo hablando a diario con Eva e intento ir cada dos semanas a que vea su evolución y seguir aprendiendo cosas nuevas que la puedan servir para mejorar.

Solo podemos decir una cosa GRACIAS EVA.

Nos gusta Compartir. |