nala y pipa

k9 world

Esta es la historia de nala y pipa contada por su guía.

OS VOY A CONTAR LA HISTORIA DE MIS PERRITAS CON EVA Y BE MORE DOG.

En primer lugar Nala llegó a nuestras vidas por mediación de Patrulla Canina, la recogieron de las calles de Murcia junto a sus tres hermanos y su mamá Yuma, cuando la vi por primera vez me enamoró su carita y la fuimos a buscar a Madrid, Nala es una mestiza de Beggle, labrador y boxer. Es excepcional pero muy efusiva en sus saludos a las personas (gran problema), entonces yo seguía a Eva por las redes y me gustaba su trabajo, me habían hablado muy bien de ella como profesional. Después de conocerla tengo que decir que como persona también lo es.

Comenzamos a ir a sus clases de obediencia y aunque las primeras clases eran muy estresantes con Nala (para mi) con las pautas de Eva, trabajo y constancia hemos avanzado mucho. La primera vez que conseguimos hacer un quieto con Nala no me lo podía creer😅. De hecho Eva la llama cariñosamente Rumbita, su cola tiene vida propia🙄.

Ahora ya podemos pasear con calma aunque hay mucho trabajo detrás y seguimos mejorando.

Después llegó Pipa a nuestra familia, una mestiza de Setter y Braco.  Una perrita muy distinta a Nala, poco sociable y muy miedosa con perros y personas. Pues otra vez al lío: trabajo y constancia, nos apuntamos a las clases de cachorro con Be More Dog y avanzando, ha superado mucho los miedos con perretes y de los humanos pasa por completo… lo cual me alegro 😉. En lo que estamos trabajando con Eva es su instinto de caza y vamos avanzando.

Este año ha sido duro con Nala, tuvo que ser operada de sus dos patas traseras, se rompió ligamentos cruzados de ambas. También hemos hecho rehabilitación con Eva en su piscina para recuperar musculatura. En fin, gracias infinitas por tanto Eva. Por eso cuando me piden consejo no puedo más recomendar a Eva y su familia perruna, son de diez💞

Nos gusta Compartir. |